El retoque fotográfico es una técnica que permite obtener una imagen modificada de la original, ya sea para lograr una mejor calidad, más realismo, o para obtener una composición más atractiva.

Además también se pueden conseguir efectos impactantes o simplemente corregir algunos errores de las imágenes originales. Las técnicas de retoque fotográfico digital  hoy en día son muy utilizadas como método de post-producción, sobre todo en ámbitos donde la imagen es lo que vende.